News

Real Madrid: El pase de Modric… y Bentez


Puede que sea necesario refrescar la memoria de cmo empez el verano para el croata: una mareante oferta de Arabia Saud que superaba los 100 millones de euros para un jugador de 37 aos, con 23 ttulos y un Baln de Oro bajo el brazo. Algn amigo de su plena confianza le recomend aceptarlo, no acabar en el Madrid siendo un actor secundario, aprovechar su ltimo gran contrato con varias decenas de millones ms en el banco, seguir teniendo un papel protagonista, aunque en una Liga menor y asumir un futuro rol como embajador para el Mundial que, tarde o temprano, organizar Arabia Saud.

Esa oferta pareca irrechazable, salvo que te llames Luka Modric, el dinero no sea tu prioridad y te sientas un jugador vigente, pero capaz de asumir un papel menos protagonista en el Real Madrid. Es importante recordar que Modric est a solo 10 partidos de alcanzar los 500 en el club blanco, ms que autnticos mitos del imaginario madridista como Di Stfano, Amancio, Butragueo o Juanito.

En los dos primeros partidos de este campeonato, Luka ha jugado tan slo 28 minutos. La constatable ilusin por la excepcional puesta en escena de Bellingham e incluso la inexorable apuesta del club y del entrenador por los jvenes debe balancearse muy bien por un respeto reverencial, no a la historia, sino al ftbol que Modric tiene en sus botas, que sigue siendo muchsimo.

Ahora le toca visitar a Rafa Bentez en Balados, a quien siempre ha acompaado la leyenda negra de haber afeado, durante su etapa como tcnico del Real Madrid, los pases con el exterior del genio croata. Para los anales del ftbol queda EL PASE que le dio a Rodrygo en el partido contra el Chelsea que dio pie a la ltima Champions del club blanco.

Ya se encarg el propio Bentez, en la Cadena Ser, de explicar que fue un simple comentario en un entrenamiento, referido solo a un pase a tres metros y que, evidentemente, nunca se le ocurrira coartar esa calidad tan particular en el golpeo para pases a 15 20 metros en un jugador as.

Seguro que Modric asume que va a jugar menos, pero es imposible no pensar en todos los pases maravillosos, con el exterior o sin l, que nos estamos perdiendo cada minuto que no est sobre el terreno de juego.





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button