News

Real Madrid: El 9-1, el 3-7 y los incendios del verano


Los partidos de las pretemporadas son el ejemplo del fuego permanente en el que se quiere que viva el fútbol. No existe otra cosa que no sea el presente, por absurdos que parezcan análisis que no resisten la mínima exigencia de coherencia. La exageración es la dueña del fútbol actual, en lo bueno y en lo malo. A 5 de agosto ya sabemos que el Madrid es imposible que gane nada si no llega Mbappé, q

ue el

Atlético de Madrid

está para todo porque le ganó al

Manchester City

, que el Barcelona no tiene que fichar tanto porque se llevó el

Clásico de Dallas

, que el Sevilla juega mejor los derbis, que el Rayo pinta a descenso…
Da igual que el fútbol te regale ejemplos y ejemplos de que el verano solo vale para cargar las piernas y, en la actualidad, para llenar las arcas de los clubes. Hubo una vez, en el lejano verano de 1980, que el Madrid fue arrasado en

Múnich

por el Bayern:

9-1

Era el segundo partido del verano y los jugadores de

Boskov

no querían semejante morlaco tan pronto. “Ha sido una noche negra”, dijo el entrenador balcánico. Esa temporada, el Real Madrid volvió a jugar la final de la Copa de Europa después de 16 años sin hacerlo.
No hay que irse tan lejos para demostrar que las sentencias de verano son papel mojado nada más nacer. El 27 de julio, el Madrid de

Zidane

cerraba su viaje a Estados Unidos humillado por el

Atlético de Madrid

(3-7) y sin victorias en sus tres partidos. El drama estival acabó con el

Madrid

como campeón de la Liga de la pandemia.

Este contenido es exclusivo para los usuarios registrados





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button