News

Real Madrid: Courtois, Militao, Casemiro y Benzema: El Real Madrid es el único gigante que pierde en un año toda su columna vertebral


Sin Courtois, sin Militao, sin Casemiro y sin Benzema. El portero, el central, el pivote y el delantero centro desaparecen de la foto del Real Madrid en un año. Es un pasillo de seguridad completo, tal y como lo denominaba Luis Aragonés. Es el único gigante de Europa al que le ha sucedido esto en doce meses y en plena ola de títulos. A Ancelotti le toca rearmar la pizarra. Es complicado calibrar qué ausencia es la más grave.

El 28 de mayo de 2022 el Real Madrid ganaba la Champions en París ante el Liverpool con los cuatro ahora ausentes en la alineación inicial. La serie de sucesos se iniciaría unas semanas después. El primero sonó a sorpresa. El 19 de agosto del año pasado Casemiro, el centinela del equipo blanco en el centro del campo, firmaba por el Manchester United. Pieza vital en cuatro Champions el Madrid atendió la petición del pivote para una salida pactada. El francés Tchouameni era el destinado a heredar la posición.

El último milagro de Courtois ante el Liverpool: las sacó de todos los colores

La siguiente no fue menos estruendosa. El pasado 4 de junio Benzema anunciaba su marcha del Real Madrid tras desechar una continuidad que se suponía apalabrada. La hoja de ruta blanca sufría un sobresalto que todavía no ha cicatrizado. Se caía el delantero centro de la moderna edad de oro. El ‘9’ en la camiseta sigue sin autor.

El pasado viernes Courtois, ángel de la última Champions madridista, sufrió una rotura de ligamentos cruzados en la rodilla en el entrenamiento. Lo más normal es que el meta belga se pierde toda la temporada.

El equipo titular con el que el Madrid ganó el doblete hace dos años se ha roto y en la parte superior se puede ver a Courtois, Militao, Casemiro y Benzema

Imagen del once del Real Madrid en la semifinal de Champions ante el City en la temporada 21-22CHEMA REY

La plaga no tenía final. Unas horas después fue Militao el que caía en la calamidad tras un mal paso en San Mamés. El pronóstico es el mismo. El central brasileño se había apoderado del trono de la zaga blanca con su poderío físico y contundencia. Es complicado esperar que vuelva a disputar un encuentro en esta temporada.

Se consumaba la fractura completa del pasillo de seguridad que ahora puede ser el que formen Kepa, Rudiger, Tchouameni y un delantero centro que a veces no existirá. Ese gran cambio de alineación es una anomalía que no encuentra similitud en ningún grande de Europa. A pesar de las modificaciones ninguno ha reemplazado la casa central por completo.

Barcelona

El equipo azulgrana ha sufrido dos bajas en su espina dorsal, las de Busquets y Piqué. Con Ter Stegen y Lewandowski evitando y marcando goles Xavi se quedó sin Piqué en noviembre. El central anunciaba su retirada tras comprobar que era difícil tener sitio en la primera baraja del Barça.

El final de Liga también deparó el adiós de Sergio Busquets tras quince temporadas en el primer equipo. Su destino era juntarse con Messi en Miami. El canterano dejó escuela en una posición vital. En su plaza se ha fichado a Oriol Romeu. Ahora el cuarteto clave lo forman Ter Stegen, Araújo, Romeu y Lewandowski.

La despedida de Piqué, desde que llega al Camp Nou hasta que juega con sus hijos después del partido

PSG

Vivir en un volcán llamado Mbappé no ha afectado al pasillo principal del PSG en los últimos doce meses. El equipo ahora entrenado por Luis Enrique conserva a Donnarumma y Marquinhos. Es duda el futuro de Verratti, el italiano que cuenta con la Liga árabe en su bolsillo. En el ataque, al no contar con un delantero centro puro, se anotan las marchas de Messi y Neymar. Con la llegada de Gonçalo Ramos apuntala el puesto de ariete. Donnarumma, Marquinhos o Skriniar, Ugarte y Ramos son el póker de Luis Enrique.

Manchester City

Guardiola puede presumir una temporada más de que su estructura central es de granito. El campeón de Europa luce a Ederson, Rubén Días, Rodri y Haaland. Es en otras zonas donde acumula problemas a causa de las lesiones, como ha sucedido con Kevin De Bruyne, o de las marchas, como ha ocurrido con Gundogan.

La primera gran bronca de Onana a Harry Maguire

Manchester United

El United es uno de los karaokes del fútbol europeo por movimiento y agitación. La entidad de Old Trafford ha cambiado en un año varias de esas piezas clave. Este verano ha concluido su vinculación con De Gea. Durante la temporada pasada sufrió la pérdida de un Cristiano Ronaldo que se marchó al Al-Nassr. Entre las incógnitas figura el discutidísimo central Harry Maguire.

En esos lugares han entrado Onana, portero procedente del Inter, por el que ha pagado 52 millones, y Hojlund (75 kilos), que se suman a Lisandro o Varane y Casemiro para ser la viga con la que buscar una nueva etapa exitosa.

Atlético

Una de las obsesiones de Simeone es que la fortaleza económica no debilite al equipo. A falta de que se complique el mercado el técnico ha conseguido mantener blindada la principal viga del equipo. Oblak, Giménez, Koke y Griezmann son la correa de confianza del entrenador si se entiende al francés como delantero porque la posición de ariete queda algunas veces libre en la alineación rojiblanca.

Chelsea

Si hay un club en el que no se utiliza el ‘pause’ del mercadeo es el Chelsea. La entidad londinense está en permanente estado de cambio. Por causas muy distintas es el equipo que más se aproxima al Real Madrid en un cambio de piezas de su esqueleto central. En un año ha perdido al meta Mendy (al Al Ahly), a Kanté (Al Ittihad) y a Havertz (Arsenal), aunque el alemán no es un ariete de prototipo. Antes ya se había ido Jorginho al Arsenal.

Pochettino todavía puede contar con el brasileño Thiago Silva como jefe de la defensa. Ahora la entidad londinense forma un eslabón principal con Robert Sánchez, Thiago Silva, Moisés Caicedo -el fichaje más caro de la Premier con 116 kilos- y Jackson, procedente del Villarreal.

El futbolista francés, campeón del mundo con su selección, también ha elegido la aventura árabe tras jugar en el Chelsea.

Kanté posa con la camiseta de su nuevo equipo, el Al-Ittihad

Liverpool

El proyecto de Anfield tampoco ha resistido el compro, vendo, cambio del fútbol mundial. Klopp está en fase de reconstrucción del equipo. El técnico alemán ha perdido en el último verano a los dos pivotes, Henderson (Al-Ettifaq) y Fabinho (Al-Ittihad) , y a uno de sus delanteros clásicos, Firmino (Al-Ahli), que ya no era titular.

El Liverpool puede mostrar ahora sobre el césped una médula formada por Alisson, Van Dijk, Mac Allister y Darwin Núñez.

Bayern Munich

El Bayern parecía ajeno por filosofía a los ciclones que cambian plantilla. Las circunstancias le han metido en el tíovivo de los cambios, con influencia en esas posiciones nucleares del equipo. En un año ha reformado por necesidad. Hace poco más de un año su cadena la formaban Neuer, Upamecano, Kimmich y Lewandowski.

El portero del Bayern todavía no ha recuperado su mejor nivel tras el percance que sufrió practicando esquí.

Imagen de Neuer tras su lesión de la pasada temporada

El ariete polaco desertó hacia el Barça para dejar un vacío que nunca supo ocupar Sadio Mané. Peor fue lo de Neuer. El portero alemán sufrió una grave lesión mientras esquiaba. El suceso afectó a la temporada muniquesa, que buscó en Sommer un recambio de garantías. Este verano continúa en un Plan Renove. Su eslabón principal lo formarían Neuer, cuando se recupere, Upamecano o De Ligt, Kimmich y Harry Kane.

Inter de Milán

El subcampeón de Italia ha sufrido retoques en su principal vértebra, pero conserva bases de un cuadro que sabe a lo que juega. En la portería ha cambiado a Onana (Manchester United) por Sommer. En el pivote Brozovic ha seguido la autopista de Arabia hasta terminar en el Al Nassr. Su relevo natural debería ser Asllani o Frattesi. En el ataque se ha ido Dzeko y mantiene la búsqueda de un ariete de quilates. En el centro de la defensa Skriniar, que ya fue relegado la pasada campaña, se ha ido al PSG.

Con estos condicionantes y vaivenes de mercado Simone Inzaghi cuenta en su cadena de confianza con Sommer, Bastoni, Asllani y Lautaro Martínez.

Arsenal

El equipo de Mikel Arteta da pasos hacia su reingreso en la élite que pisó en tiempos de Wenger. El proyecto suma más que resta con buena pinta. Sólo pierde a Granit Xhaka en el puesto de pivote, un suizo indomable que ha sido sustituido por una estrella del fútbol inglés, Declan Rice.

En la portería Ramsdale tendrá la competencia de David Raya. También se mantienen en posiciones clave el central brasileño Gabriel Magalhaes y el ariete Gabriel Jesús, aunque le llueve la competencia con Havertz y Nketiah. La temporada la ha comenzado con la conquista de la Community Shield ante el City.

El precioso detalle del Arsenal con el abuelo de David Raya: “Me voy a poner a llorar”

Milan

Decir Milan en las últimas temporadas es imposible asociarlo a estabilidad. El equipo no para en la secretaría técnica. Sin embargo, para la nueva campaña Pioli conserva buena parte de su equipo titular, pero con un agujero, el que deja Sandro Tonali (Newcastle) en el corazón del juego milanista.

El técnico cuenta con su particular cadena de seguridad formada por Maignan, Tomori, el nuevo Loftus- Cheek y el incombustible Giroud, que tendrá la competencia de Okafor. Los pasillos de seguridad de los grandes del fútbol europeo se están engrasando. Ninguno ha sufrido tanto como el del Real Madrid.





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button