News

Masters 1000 Canada 2023: Alcaraz remont una y otra vez ante Hurkacz para plantarse en cuartos de Toronto


Le cost empezar y le cost ms an cerrar. Tuvo seis puntos de partido. Y fue en el el sptimo cuando Carlos Alcaraz logr sellar el partido ante un Hubert Hurkacz que se presentaba como el primer gran escollo del espaol en su camino al ttulo en este Masters 1000 de Canad. Ese que le asegurara la cima del ranking antes del US Open.

Glido en los primeros compases de partido, falto de ritmo como en la madrugada anterior. Los inicios son duros para l y, sin embargo, Alcaraz supo reponerse. No lo hizo en el primer set, pero s en el segundo. En ambos dej marchar demasiado pronto su servicio. El primero fue incapaz de revertirlo, pero en el segundo reaccion al momento.

Empezaba a mostrar los primeros sntomas de mejora. Bast conectar mejor con su derecha, soltarse ms y restar mejor para poner la nota diferencial en un partido que se le estaba escapando a marchas aceleradas. No era tarea fcil, teniendo al otro lado de la red al gigante polaco de 1,96 m de altura, que engancha servicios a ms de 200 km/h. Aunque Hurkacz tampoco estuvo fino en eso, pues tan slo registr un 52% de primeros saques, por el 59% del murciano.

Al tenista de El Palmar no le qued otra que, a sus 20 aos, tirar de oficio para resolver en el desempate de la segunda manga. Ah fue donde vimos su mejor versin, mostrando esa solidez que llev al polaco a la desesperacin. Tanta que estrell su raqueta contra el suelo, gesto poco habitual en un jugador que siempre pasa desapercibido, tanto para lo bueno como para lo malo.

Alcaraz le dio la vuelta al duelo. De tal modo que condujo a Hurkacz a cometer los mismos fallos que le llevaron a l a perder su servicio. El polaco no cedi una vez, sino dos. Con 5-2 y saque, era prcticamente un hecho que el nmero uno del mundo estaba a unos instantes de certificar el pase a los cuartos de final. Demasiado pronto para cantar victoria. Hay veces a las que al espaol le cuesta cerrar y esta fue una de ellas.

El polaco an no encuentra explicacin a cmo fue capaz de permitirse una ltima oportunidad. Y Alcaraz se preguntaba cmo de un momento a otro se haban intercambiado los papeles. Dos contrabreaks forzaron el tiebreak en el set decisivo. Por fortuna, el gigante de 26 aos no tuvo mano en ninguna de las dos muertes sbitas.

Primera prueba de fuego superada. No sin sufrimiento, pero el nmero uno del mundo ya espera rival. Ser Tommy Paul, su verdugo la pasada temporada en tierras canadienses, o el californiano Marcos Giron.





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button