News

Ligue 1: Gnagnon continúa desaparecido: sin equipo y sin jugar desde 2021


Joris Gnagnon (Bondy, 1997) aterrizó en el Sevilla en 2018 con el ‘aura’ de ser un fichaje de Monchi: 13,5 millones de euros pagó el equipo hispalense al Rennes por el entonces internacional sub 21 con Francia.

Las altas expectativas que había generado rápidamente se disiparon. Gnagnon se convirtió en un suplente habitual, primero para Machín y, más tarde, con Caparrós: en su año I en el Sánchez Pizjuán sólo participó en 16 partidos.

No es de extrañar que, sólo un año después, regresara, cedido, al Rennes para tratar de relanzar su carrera. Lo hizo tras ser expulsado por una aparatosa entradaen un partido de pretemporada contra el Liverpool.“Ha sido un acto odioso por mi parte”, admitió.

La pandemia -la Ligue 1 paró en marzo y no volvió- le hizo un ‘flaco favor’ a Gnagnon, que regresó pasado de peso. Poco o nada se sabía de él, ya que se entrenaba al margen, sin ficha, para tratar de recuperar la forma, pero su desmejorado aspecto físico en la foto oficial del Sevillalo convirtió en ‘trending topic’.

Una tendencia, que, lejos de menguar, fue a más. Finalmente, el 21 de septiembre de 2021, el Sevilla despidió a Gnagnon dos antes del final de su contrato por “falta de disciplina física”.

Una decisión que el futbolista decidió llevar a los tribunales, pero la FIFA acabó dando la razón al Sevilla después de presentar datos y pruebas que evidenciaban que Gnagnon estaba muy lejos de su peso ideal: superaba los 100 kilos.

“La cámara de disputas de la FIFA ha rechazo la demanda que interpuso el ex jugador del Sevilla FC, Joris Gagnon, contra el club por despido improcedente. El futbolista reclamaba mas de 4.600.000 euros como indemnización por su despido debido a su falta de forma física. Según esta sentencia, el Sevilla FC no deberá pagar indemnización alguna al jugador, que aún puede presentar recurso en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD)”.

Gnagnon volvió a Francia. Firmó con el St.-Étienne en enero de 2022 y apenas duró cuatro meses. Se marchó como llegó: sin debutar con el primer equipo de ‘Les Verts’. Sólo jugó un par de partidos con el filial.

Ha pasado ya más de un año desde entonces y el central francés sigue sin equipo. Su realidad es aún más triste. Su último partido como profesional data del 15 de diciembre de 2020, cuando jugó los últimos 29′ en Copa en el partido contra el Ciudad Lucena (0-3).

961 días han pasado desde entonces. El contador suma y sigue y no tiene pinta de pararse en un futuro cercano.





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button