News

Fútbol: ¿Por qué desapareció del tenis la moqueta?


En 2009, la ATP tomó una decisión radical sobre una de las cuatro superficies hegemónicas: los torneos sobre moqueta -también conocida como ‘carpeta’- quedaban cancelados. La máxima autoridad del circuito de tenis puso como excusa que era el tipo de pista que más lesiones provocaba entre los tenistas y que no era adecuada para un circuito cada vez más abarrotado de torneos.

Muchos tenistas que obtenían beneficios de estas condiciones condiciones se quejaron en vano. Los mejores sacadores del circuito fueron los principales perjudicados por su pérdida, puesto que era una superficie tan rápida como la hierba y cuyo bote tampoco era excesivamente alto. Estas circunstancias favorecían a un tipo de tenistas muy específico y de la noche a la mañana se quedaron sin su pista fetiche.

El hecho es que la pista de moqueta no deslizaba excesivamente y provocaba lesiones en las rodillas. Era especialmente utilizada en cualquier tipo de pabellón indoor o palacio de congresos por la facilidad con la que se instalaba y quitaba la pista permitiendo una gran versatilidad. Torneos como París Bercy, Moscú, Basilea, Milán e incluso las ATP Finals se llevaban a cabo en carpeta en lugares no pensados para el tenis.

Además, en la antigua Copa Davis, esta superficie era también empleada por muchos países cuando tenían la opción de elegir como locales el tipo de pista que querían poner. Potencias como Rusia, Argentina, Eslovaquia, Croacia, Suecia y Canadá eran especialistas en este tipo de canchas y se sentían invencibles cuando otras selecciones rivales venían a su casa y se encontraban esto.

Prolongó muchas carreras

La realidad es que la supresión de la ‘alfombra’ como superficie vino muy bien para prolongar la carrera de muchos tenistas que en 2008 se retiraban de media a los 32 años de edad y que ahora pueden seguir dando raquetazos al máximo nivel hasta cerca de los 40.

La retirada de la moqueta, en parte, ha ayudado bastante. No en vano, los dos tenistas con más Grand Slams de todos los tiempos huían sistemáticamente de jugar en esta superficie incluso en sus años jóvenes por los peligros que entrañaba.

Ya hemos dicho la fecha de caducidad en la ATP, pero en el mundo del tenis femenino resistió casi una década más. El último torneo grande que se disputó en moqueta en la WTA fue en Quebec 2018. En este caso, el impacto de las sacadoras potentes no hizo acto de presencia hasta mucho más tarde, pero en cuanto irrumpieron también se decidió acabar con la alfombra.

Es cierto que no está del todo descatalogado y que si quieres te puedes encontrar torneos con moqueta todavía en el ATP Challenger Tour. Ahí perduran dos eventos jugados en ‘carpeta’ como son Ismaining y Eckental. Esta superficie, pese a todo lo advertido, sigue siendo muy popular en Japón, aunque con la peculiaridad de que está al aire libre recibiendo el nombre de Omnicourt.

La verdadera razón

Algunos directivos de la ATP, años después del cisma de la moqueta, confesarían que la supresión de las alfombras era para mejorar la longitud de los puntos y así poder vender mejor el producto tanto televisivamente como para los aficionados. Los torneos de moqueta no dejaban de ser un concurso de saques potentes que poco o nada tenían que ver con el tenis que la gente demanda con puntos largos y espectaculares.

Bien es cierto que el tenis a principios del siglo XXI sufrió una crisis importante con las audiencias por culpa de que se hizo más y más físico. Incluso las mejores raquetas del ranking ATP eran capaces de plantar cara a un grupo de sacadores -generalmente australianos, croatas y suecos- que tuvieron en suerte ser intocables cuando había moqueta, pese a tener mucha menos calidad que sus rivales.





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button