News

Carmen abre la Liga | Marca


Est inscrita. No cuenta con clusula de rescisin. No se va a ir ni a Miami ni a Arabia. El ftbol no es slo futbolistas, entrenadores y rbitros. Ah aparece Carmen Mara Rueda Martnez, la encargada del control de acceso del estadio Power Horse de Almera, la sede esta tarde del primer partido del campeonato entre el equipo local y el Rayo Vallecano. Ella tiene las llaves del recinto. Carmen abre la Liga desde su puesto de conserje.

A sus 45 aos, “todos mos”, -declara con tono jocoso-, Carmen es la nica mujer en ese oficio en el coliseo almeriense. Lleva un ao en un puesto en el que es feliz.

No fue fcil ganarse el puesto de titular para esta empleada del Almera. “Hice una sustitucin por un permiso de paternidad de otro trabajador, luego termin ese periodo, volv a casa y me volvieron a llamar. Es un orgullo y una alegra porque es el mejor trabajo que he tenido, el sitio en el que ms a gusto estoy. Me siento parte de un equipo, me acogieron muy bien”, manifiesta con entusiasmo.

Las llaves de La Liga Almeria

No le gustaba el ftbol

Con esa llamada para el regreso al estadio coloc en el banquillo otras labores. “He trabajado de vigilante de seguridad, he estado en una panadera y ahora de conserje”, explica Carmen, firme con el manojo de llaves y con la tarjeta que permite la entrada en otras salas del Power Horse Stadium.

Antes de este trabajo no me gustaba el ftbol, pensaba que los futbolistas eran ms estirados y con mujeres que iran de divas, pero al contrario, he encontrado personas muy respetuosas

Carmen Rueda (Conserje del Almera)

En esa situacin de viga del pblico pueden surgir problemas con pblico impaciente o que no quiera respetar las reglas. Carmen afirma que la gente “es respetuosa en general. Estos das ha habido mucho pblico por lo de las altas de socios. Se ha visto otra vez que esta aficin es increble”.

El aterrizaje en el ftbol supona la entrada en un universo de fama donde se entremezclan los prejuicios. Carmen no esconde la evolucin: “Antes de esto no me gustaba el ftbol, pensaba que los futbolistas podan ser ms estirados y con mujeres que fueran de divas, pero al contrario, me he encontrado personas muy respetuosas, saludan siempre, me he llevado una sorpresa y ahora vivo el ftbol, cada partido”.

La conserje del Power Horse lleva un a

Carmen muestra las llaves al lado del estadio almerienseCURRO VALLEJO

La labor de seduccin ha sido implacable con el ama de llaves del estadio:”Soy del Almera, me he aficionado. Para m abrir aqu laLiga es motivo de orgullo”.

David Bisbal y los gritos

Desde la barrera marca distancia con sus preferencias deportivas: “No elijo ningn futbolista del Almera, para m todos son igual de buenos”. Ese imn de las estrellas no cala en Carmen que explica que “no pido autgrafos porque soy muy profesional. Lo que s tengo es la camiseta regalada y firmada por Fernando, el portero, del que mi hija es muy aficionada. Nos ha sacado de muchos aprietos con sus paradas”.

Cuando llega el momento de mirar otras actividades, Carmen s se pone la camiseta de casa. “Fuera del ftbol me quedo con David Bisbal, un chico de aqu que se ha ganado por su trabajo todo lo que tiene, lleva Almera por bandera por todos los sitios”.

Ahora me he hecho aficionada, vivo cada partido y si trabajo no puedo verlo. Estoy fuera del estadio y nos guiamos por los gritos, slo te enteras de los goles

Carmen Rueda (Conserje del Almera)

Un partido a pocos metros del lugar de trabajo es un carnet para el sufrimiento. Hay que guiarse por los sonidos que llegan desde las tribunas. “Si trabajo no puedo ver el partido”, aclara Carmen, “tengo que estar en la barrera. No sabemos lo que ha pasado. Nos guiamos por los gritos. Slo te enteras de los goles. Se sufre bastante porque esto del ftbol es una montaa rusa”.

Sin clusula ni primas

No hay pases al hueco de los privilegios. “Confo en todos los futbolistas, pero las llaves no se las dejara a nadie. Son un apndice de nuestro cuerpo”, declara Carmen, expectante ante una temporada marcada por un nombre que viene de Pars.

Cuando se le requiere por un hipottico pago de 200 millones por Mbapp sella que eso “son cantidades inmorales. De aqu tambin han salido buenos traspasos como los de El Bilal o Sadiq”. Queda claro que lo de Carmen no es postureo en su conocimiento del ftbol.

Por el interior del estadio circulan tanto aficionados como los diferentes servicios relacionados con un partido

Carmen, en las galeras del Power Horse de Almera.CURRO VALLEJO

En las fechas de agitacin del mercado en el ftbol Carmen hace un anuncio:”Yo no tengo clusula, ni primas ni nada de eso, pero de aqu slo me gustara irme cuando me toque jubilarme. Estoy muy a gusto. Cuando se acab la sustitucin y pasaba por el estadio senta nostalgia”.

En su experiencia ya ha probado el termmetro del ftbol, con sus risas y angustias:“El mejor momento fue la permanencia del ao pasado. Lloramos, remos, sufrimos, pasamos todos al csped. Lo peor es cuando vas perdiendo partidos y parece que te vas a Segunda con lo que eso significa para todos”.

El horario favorito

Centrada en el Almera habla de la curiosidad por conocer otra instalacin: “Qu otro estadio me gustara abrir? El Bernabu se ve que es muy impresionante. El nuestro es pequeico, pero est muy bonito y ms con las reformas que se han hecho en las gradas”.

No pido autgrafos porque soy muy profesional; fuera del ftbol admiro a David Bisbal, un chico de aqu que se ha ganado lo que tiene y lleva la bandera de Almera por todos sitios

Carmen Rueda (Conserje del Almera)

En su demarcacin en el mundo del ftbol tambin hay inters por el baile de franjas horarias, lo que determina turnos de trabajo. Carmen tiene como horario preferido para un partido “el de ltima hora de la tarde, porque aqu en Almera el sol pega mucho”.

Llega el da del partido. Habr procesin de oficios antes de que alguien toque el baln. Carmen se prepara para dar permiso de paso a la cadena de protagonistas que completan el espectculo. Ah cuentan desde la jardinera hasta el ctering.

“Si alguien dice que el ftbol no da de comer no estoy de acuerdo. El ftbol, en mi caso, s nos da de comer”. Es la palabra de Carmen, que abrir la Liga aunque no est en el acta.





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button