News

Atltico de Madrid: El plan B, el C y el D para el 5 del Atltico es… Barrios


No es que De Paul no sea un buen pelotero, ni mucho menos. O que a Witsel se le haya olvidado jugar donde lo hizo toda su vida. Pero hacer de Koke no es tarea sencilla. Se necesita intensidad, que no significa un mediocentro pelen y enemistado con el baln, sino clarividencia, agilidad de movimientos, dinamismo y distribucin a un toque. Verratti lo tiene, Hojbjerg, no tanto. Pero entre que llega uno y otro, las masterclass las imparte Barrios. El Atltico fue otro en la segunda parte con su entrada. Y eso que su posicin natural hasta hace cuatro das era la de interior. Pero en el camino hacia el 5 que Simeone haba imaginado a lo largo de varios aos, el canterano ha tomado un atajo.

La difcil gestin del 9

Memphis siempre dio la sensacin de que si arrancaba poda pasar algo. Pero le falt ms determinacin. Quizs por eso se enfad cuando vio que le haba llegado su hora. Pero a Morata seguro que tampoco le haba gustado empezar en el banquillo despus de marcar en su titularidad anterior. No es fcil gestionarlo, aunque Griezmann todava no sea Griezmann en esta LaLiga. Se presume buena batalla por el 9, pero de esos enfados slo puede salir beneficiado el Atltico.

Un ‘atentado’ al espectculo

Cierto es que se trat de remediar programando el partido cerrando la jornada, pero cuando juegas un 20 de agosto en Sevilla te expones a ello: el termmetro de la calle a los pies del Benito Villamarn marcaba 45 cuando llegaron los autobuses de los equipos al estadio, 38 a la media hora en la bendita primera pausa de hidratacin…Como consecuencia, jugadores incapaces de completar dos esprints consecutivos. En pleno debate sobre las cmaras en los vestuarios, en las charlas tcnicas y dems, hay que darle una vuelta a esto de jugar con ese calor… por el bien del espectculo.

Con Nahuel Molina se despeja el horizonte

Aunque no tuvo minutos en el partido, su presencia supone la vuelta de una de las seas de identidad del Atltico post Mundial. Cierto es que Azpilicueta aporta solvencia en el carril, que Llorente pone fsico y Riquelme desequilibrio cuando cruza del medio del campo hacia adelante, pero Nahuel Molina es el primer constructor del juego, el pual de ida y vuelta incombustible e insustituible. Con el campen del mundo tomando ritmo, el horizonte rojiblanco se aclara notablemente.





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button