News

Atletismo: Sydney McLaughlin confiesa que no quiso clasificarse para la final olmpica de Ro 2016 por ansiedad


Nunca lo olvidar. Deba de estar pasando la octava valla y pensaba: ‘Voy a asegurarme de que no llego a esta final’. No me importa si mi temporada termina antes de tiempo, slo quiero que esto termine“, confiesa Sydney McLaughlin-Levrone. La plusmarquista mundial de 400 vallas reconoce en su libro ‘Ms all del oro: huir del miedo a la fe‘ -a la venta en enero de 2024- que se qued fuera de la final olmpica de Ro 2016 de forma deliberada por ansiedad.

“Recuerdo cruzar la lnea como diciendo: ‘Ves? Tu temporada ha terminado’. Pero la competidora que haba en m estaba muy enfadada conmigo misma. Por qu haces eso?”, prosigue la estadounidense, que entonces tena slo 16 aos y fue la atleta olmpica de pista de este pas ms joven en cuatro dcadas.

Deba de estar pasando la octava valla y pensaba: ‘Voy a asegurarme de que no llego a esta final”

Sydney McLaughlin-Levrone, bicampeona olmpica en Tokio 2020

El mundo no saba que la joven estrella, doble campeona olmpica cinco aos despus en Tokio (400 vallas y 4x400m), sufra ansiedad y un miedo atroz al fracaso. Lleg a las semifinales de los 400 metros vallas, su prueba estrella, pero decidi que no ira ms lejos. Levant el pie del acelerador al final de la carrera y lleg a la meta a toda velocidad.

No estaba mental, fsica, emocional ni espiritualmente en condiciones de haber llegado a esa final”

Sydney McLaughlin-Levrone, bicampeona olmpica en Tokio 2020

Miedo al fracaso

“Tena mucho miedo de lo que iba a pasar. Me pareca el fin del mundo si no suba a lo ms alto del podio. Sinceramente, me rob una oportunidad. No s qu habra pasado, pero la verdad es que no quera averiguarlo. Me fui de Ro con la sensacin de haberme dejado algo all. Fue muy duro. No es algo de lo que quieras hablar, porque no quieres que la gente se enfade contigo, pero en realidad fue cosa ma. Saba que no estaba preparado para ese momento. No estaba mental, fsica, emocional ni espiritualmente en condiciones de haber llegado a esa final”, explica.

“No creo que a mis 24 aos tenga mucha historia que contar, pero si sirve para animar o inspirar a alguien, lo har encantada“, afirma McLaughlin-Levrone. La mejor atleta de 2022 -recibi este galardn de World Athletics tras batir dos veces el rcord mundial femenino de 400 metros vallas- comparte su calvario con la esperanza de ayudar a otras personas que sufren ansiedad ante las expectativas. El libro es un viaje impulsado por la fe que la ayud a seguir el camino hasta subir a lo ms alto. Adems de los dos oros olmpicos, es tricampeona mundial (4×400 en Doha 2019 y en 400 y 4×400 en Eugene 2022).

La fe en Dios, su tabla de salvacin

Y en esa fe tiene mucho que ver Andre Levrone, ex jugador de la NFL y su marido desde 2022. McLaughlin-Levrone explica cmo su pareja le ayud a fortalecer su relacin con Dios, lo que cambi su visin de la vida y su carrera en el atletismo. “S que no soy la nica con problemas de ansiedad. Es algo muy comn por lo que pasa tanta gente”, reconoce a la vez que est convencida de que fortalecer su fe la ayud a comprender que ganar o perder una carrera no la definira como persona.

Una lesin de rodilla la dej fuera de los Mundiales de Budapest el pasado verano, pero la rehabilitacin va por buen camino y aspira a estar en sus terceros Juegos consecutivos.

La plusmarquista reconoce que le encantara ser madre y tiene como referentes en este sentido a atletas como Allyson Felix y Nia Ali, quienes han demostrado que la pista se puede retomar y se pueden seguir ganando medallas. “Cuando llegue el momento y sea lo que el Seor quiera, pues genial”, dice.





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button